decoración

Un toque de elegancia en tu mesa: la servilleta

19 mayo, 2011 por

decoracion interiores

EL ORIGEN DE LA SERVILLETA

Leonardo Da Vinci nació en Vinci en el año 1452 y murió  en 1519, a la vez que pintor fue artista, científico, ingeniero, inventor, escultor, arquitecto, botánico, músico, poeta, filósofo, escritor …  quizás no os descubra hoy que tambien fue un apasionado de la gastronomía, pero sí os descubriré a alguno de vosotros un invento que se le atribuye a Leonardo Da Vinci: la servilleta.

Leornado fue protegido de Ludovico Sforza, y he leído que en la casa de este gobernador se tenía la costumbre de atar a la pata de la silla de los comensales conejos para que estos se limpiasen la grasa de las manos en los lomos de estos animales, cuenta la historia que Leonardo Da Vinci después de dichos banquetes observaba que aquellas mesas estaban grasientas y sumamente sucias,  preocupado por el hecho y el espectáculo aquel, intentó darle una solución a esta situación, le procuró a cada comensal un paño, pero fue un verdadero fracaso porque en raras ocasiones fueron utilizados, fue Pietro Alemanni, embajador florentino quien en 1491 dio a conocer la propuesta de Leonardo Da Vinci y su invento: la servilleta, que finalmente ha llegado hasta nuestros días.

SU EVOLUCIÓN

La primeras servilletas populares eran de damasco hasta que llegó el algodón que fue toda una innovación, eran todas en color blanco, no fue hasta el siglo XX cuando se introduce el color en las servilletas, desde los colores suaves hasta que con el avance de los años se llega a colores fuertes y oscuros, todo atiende a modas, pero realmente la evolución de la servilleta probablemente esté en su tamaño, en sus principios eran mucho más grandes que las actuales. Y la revolución suprema hasta la fecha fue la llegada hasta nuestras mesas de las servilletas de papel.

NUESTRA MESA Y LAS SERVILLETAS

La servilleta, es indispensable, con ella podemos dar un toque de distinción a nuestra mesa, práctica pero coqueta.

En el mercado actualmente las encontramos tanto de tela como de papel, los modelos y colores son infinitos, como norma general debemos utilizar para mesas donde abruma el protocolo, servilletas de tela, no tienen que ser a juego con el mantel, si utilizamos manteles lisos tan perfecto es usar la servilleta en el mismo color que el mantel como en otro color que la distinga, siempre en colores de la misma gama.

Si por el contrario montamos una mesa más informal y no por ello menos elegante, como siempre os digo, echémosle imaginación y diversión, hay una gran variedad de formas, colores, dibujos en cuanto a las servilletas de papel, son superprácticas y muy decorativas, colores atrevidos, dibujos apropiadas para mesas de Halloween, Navidad, Cumpleaños … o simplemente en nuestra mesa diaria, ¿ quién ha dicho que estas soluciones sólo son para los invitados? ¿ A quién ofrecer nuestros mejores homenajes que a nosotros mismos, a nuestra familia y a todos lo que nos sentamos cotidianamente alrededor de nuestra mesa?

DECORANDO LA MESA

Ya hemos aprendido que la decoración es sinónimo de atrevimiento, por lo cual ¡atrévete!, dale un toque especial a tu mesa, utiliza servilleteros: los podemos comprar o hacedlos nosotros mismos con lazos, con cadenas de abalorios, etc o luce tu mesa con servilletas de tela doblándolas de diversas formas, os doy una idea:  utiliza dos servilletas de distintos colores, no importa cuales y haz una rosa, el ejemplo lo teneis en la foto.

¡ Pon un toque con gusto!

María José Florenciano.

Este artículo forma parte del número 2 de nuestra revista Entrelares que puedes descargar gratis

Seccion Decoración

One Comment

  • Ascen dice:

    Hola.

    Gracias por aportar algo nuevo en cada boletín. No sabía que la servilleta la inventó Leonardo, siempre vinculado con la ciencia y otros menesteres, y no en esta «pecata minuta»…que luego, siempre buscamos el color que haga juego con el mantel en cuestión, cuando vienen invitados a casa… mientras tanto, siempre la socorrida blanca en los cajones.

    Hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *