968 510 380
Información inmobiliaria, UrbincasaShop

Problemas de vender una casa sin ayuda de un profesional

10 febrero, 2016 por

problemas de vender una casa

Poner en venta nuestra casa hoy en día es muy fácil, todos tenemos la posibilidad sencilla de hacer fotografías y colgarlas en algún portal online, además, de manera gratuita. Sin embargo, aunque es fácil ponerla en el mercado es muy probable que no sea tan fácil venderla. 

problemas de vender una casaEn los últimos años poner una vivienda en el mercado se ha simplificado mucho. Son muchos y variados los portales online que ofrecen la posibilidad de anunciarse de manera gratuita y tener una considerable visibilidad que podemos segmentar por zona geográfica.

Que este proceso sea tan sencillo quiere decir también que colocar nuestro inmueble en el portal, no supone diferenciación con los cientos de personas que lo hacen también. Eso no tendría que ser un problema mayor que el de tener competencia y del que podríamos diferenciarnos por muchas razones y sobre todo por las características de nuestra vivienda a la venta.

Las verdaderas dificultades llegan precisamente cuando hemos conseguido llamar la atención de los posibles compradores y nuestra falta de experiencia en la tarea de vender una casa sale a la luz unida, seguramente, a la falta de tiempo y disponibilidad para gestionar las consultas de los interesados.

Problemas de vender una casa sin ayuda de un profesional:

1- Precio de mercado y puesta en valor

Antes incluso de empezar nos encontramos con este problema básico y recurrente al que todo particular se enfrenta con o sin experto inmobiliario al lado. Conocer el precio medio de la zona, el valor de los extras de la vivienda y la situación actual de la oferta y la demanda es algo importante para marcar el precio de venta realista de un inmueble en un momento concreto y que habitualmente se obvia resumiéndolo todo a el dinero que costó la vivienda, el dinero que necesita el propietario o lo que pide el vecino por una vivienda similar.

Un precio mal calculado de inicio alargará y complicará el proceso de venta.

2- Valorar a los compradores 

Este punto está muy relacionado con el anterior y se refiere a la importancia de saber valorar la capacidad real de un interesado para convertirse en comprador, es decir, si tiene capacidad financiera para afrontar la compra de nuestro inmueble o lo que es lo mismo, el pago de nuestro precio.

También la experiencia es un grado cuando aparecen falsos compradores que en realidad quieren saber el precio y las condiciones de la vivienda para otros fines y que le harán perder tiempo para nada.

3- Atender al cliente 

Atender al cliente de verdad y con lo que todo eso significa, en horario y resolviendo todas las posibles dudas que pueda tener.

El propietario particular se debe a su trabajo y solo podrá atender a los interesados en una determinada franja horaria, lo que irremediablemente le hará perder oportunidades.

El comprador suele tener muchas dudas que requieren respuesta. Cuestiones sobre la vivienda que no tienen por qué ser complicadas para su dueño pero también tendrá otras más técnicas o referidas a cuestiones legales o burocráticas

4- Visión comercial para preparar y enseñar la vivienda

En este blog hemos hablado varias veces sobre la importancia de preparar la vivienda para la venta o el alquiler y es que se ha convertido en los últimos años en una cuestión fundamental a la hora de captar el interés de compradores.

No basta con ordenar, hay que ordenar pensando en cómo verán las casas los interesados, que puedan visualizar su vida allí. Hay que despersonalizarla, Intentar minimizar el mobiliario y sobre todo su decoración.

Es mucho más efectiva una decoración minimalista, en colores claros y con líneas rectas que una vivienda con unos muebles que en su día (o ayer) costaron mucho dinero pero que no transmiten la sencillez y las posibilidades que otros más baratos.

También es importante para tomar decisiones sobre la decoración, decidir qué cliente buscamos o puede estar más interesado en nuestra vivienda: familias, jubilados, estudiantes…

5- Falta de experiencia en la negociación

Este punto es importante en cualquier situación de compraventa pero está claro que cuanto mayor sea el importe de lo que intentamos vender, más complicado es el proceso. Hay que saber hasta donde podemos llegar en el precio, qué es y qué no es justo para comprador o el vendedor, cómo es el proceso burocrático de la compraventa, cómo está el mercado (oferta y demanda) sobre todo porque al comprador le suelen surgir dudas y también suele ser duro con el ajuste del precio final.

6- Cierres de venta. Contratos

Una vez superado este momento llega el momento de la compraventa, redactar contratos, contactar con la notaria… Al final hasta el que empieza más perdido consigue sacar estos trámites adelante pero siempre es mejor, más sencillo y seguro, contar con especialistas al lado. Tanto para el vendedor como para el comprador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *